Programaciones heredadas y su peso en nosotros

Para entender qué son las programaciones heredadas, es necesario por comenzar a decir que todos nosotros somos el resultado biológico de nuestros ancestros. Esto no se limita únicamente a la nariz de mamá o los ojos de papá, ya que aquí nos referimos también a los valores, las creencias y las limitaciones entre varias cosas. Dicho en otras palabras, las experiencias positivas y negativas que marcaron a nuestro árbol genealógico nos afecta; incluso, lo que ni ellos ni nosotros sabemos que nos empuja a actuar y ser de una manera en particular.

Supongamos que nuestros abuelos o los abuelos de nuestros abuelos vinieron de familias que sufrieron de cerca la pobreza. Probablemente, les enseñaron que “lo bueno dura poco” o que “si quieres celeste, que te cueste”. Peor aún, “nacimos pobres y moriremos pobres” y toda esta información, al ser constantemente repetida, se grabó en nuestras células. Es de esta manera que todas estas enseñanzas se van transmitiendo de generación en generación y, al menos que un eslabón consciente de árbol rompa con esos patrones, será algo que quedará en nosotros para siempre y empeorando cada día más.

Este fenómeno no se limita únicamente al dinero porque puede abarcar cada uno de los ámbitos de nuestras vidas. Por eso, también vemos cómo hay personas que sufren por amor, por la salud o por poder crecer en su profesión. Además, ellos mismos pueden sufrir alguna experiencia fuerte, o punto de ancla, que los marque en el inconsciente y abrir en su propio linaje un nuevo patrón o serie de programaciones heredadas.

Programaciones heredadas: ¿Qué podemos hacer para romper con ellas y cambiar la información en nuestro inconsciente?

En primer lugar, se debe analizar cuál es la situación que nos aqueja. A partir de ahí, es conveniente ir hasta lo más profundo posible de nuestra mente para identificar el patrón de comportamiento. Una vez reconocido el punto de ancla, podemos empezar a trabajar en él con el fin de acabar con ese problema de raíz. Aquí la carta astral resulta ser una herramienta muy apropiada para analizar lo que heredamos de nuestros ancestros y la influencia de los astros que nos hace vivir experiencias que nos permitan evolucionar.

Finalmente, a través de rituales creativos basados en la Cosmovisión Andina, de manera progresiva se pueden ir quitando de nuestras vidas todos esos patrones que nos impiden avanzar y luego sí construir la realidad y el estilo de vida que queramos. No solo para nosotros, sino para nuestros hijos y sus sucesores. Recuerda siempre que salir de nuestra zona de confort y animarnos a más de lo que ya hemos logrado será la clave para llegar a donde queremos.

Astróloga Silvia Rioja © 23 de septiembre de 2021
Pampa Missayuq (Cosmovisión Andina), Construcciones metafísicas
Cartas Astral, Astrología Psicológica y Ancestral
Lectura del Tarot Egipcio
Descodificación Astro-Emocional

¡Contáctame cuando quieras! Te estaré esperando para hablar sobre las programaciones heredadas o para responder cualquier cosa que quieras saber de tu carta astral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish